Qué me llevo de paseo con mi bebé

26

Un día sales de casa con lo puesto y al otro no puedes dejar atrás todo un arsenal de artículos. Efectivamente, eres padre/madre. Nunca se sabe lo que el pequeño va a necesitar durante el paseo, así que tus manos se llenan de “porsiacasos”.

Viene bien saber qué llevar al salir de paseo con el bebé, así que repasamos los imprescindibles.

¿Portabebés o silla de paseo?

La elección depende de las preferencias. Un accesorio como el portabebé Bust ergonómica te permite llevar al bebé sobre la cadera y mirando hacia afuera (en la dirección opuesta a ti), por lo que tiene la ventaja de dejar tus manos libres.

Por otro lado, el carro de paseo de bebé implica ir sorteando obstáculos y pone barreras entre el niño y tú (como la capota). Sin embargo, no cargarás directamente el peso del bebé y puedes llevar más enseres contigo gracias a la amplia capacidad de la bandeja inferior.

Cada opción tiene sus ventajas y desventajas, pero no tienen que ser incompatibles. Muchos padres y madres optan por el porteo en los primeros meses del bebé, entre otras cosas, porque facilita la lactancia. A partir de los 15 kilos ya resulta más incómodo, por lo que la silla de paseo puede ser una gran aliada.

Arnés para bebés: ¿es buena idea?

Ningún artículo es bueno o malo en sí mismo, pues todo depende del uso que se le dé. El arnés de bebés genera dudas por la imagen que ofrece llevar al niño con cuerdas, pero es un elemento de seguridad para el que no hay contraindicación médica.

Es muy útil cuando el niño comienza a caminar y aún no tiene bastante estabilidad, o bien cuesta controlar hacia qué dirección va y a qué peligros se expone. Ofrece libertad de movimiento y puedes actuar con más rapidez si hay riesgos, pero hay que usarlo con sentido común. Se trata de una ayuda puntual de la que el niño no se puede volver dependiente.

Accesorios útiles

Al margen de cómo lleves al bebé, debes saber qué llevar. Pañales, toallitas húmedas, una muda de ropa o una mantita están entre los imprescindible.

Para satisfacer sus necesidades básicas, como la alimentación, es preciso llevar biberones con leche y agua. Cuando pueda abrir el abanico de opciones, será útil llevar frutas, lácteos, zumos u otros alimentos que se pueden conservar en un bolso enfriador para carrito de bebé.

La lista no termina ahí y dependerá de las demandas del niño. Puede requerir chupetes, juguetes, baberos, repelente de insectos, protección solar, etc. También hay que tener en cuenta la época del año y el lugar de paseo.

En definitiva, disfrutar de un paseo agradable depende en buena medida de lo bien equipados que salgamos de casa. No es una cuestión de cantidad, pues será contraproducente ir cargados con enseres que pesan y que pueden quedarse atrás. Todo dependerá de las necesidades habituales del niño y de las circunstancias del entorno.

Compartir entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Ir arriba