Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Como proteger tu bebe de los mosquitos

mosquitos-bebes-repelente-picadura-4-768x576

Las picaduras de mosquitos son muy molestas, pero además pueden provocar enfermedades como el dengue, la malaria o la chikungunya. La preocupación que despiertan es incluso mayor en familias con niños recién nacidos, que son más sensibles a las picaduras. Hoy te mostramos cómo proteger tu bebé de los mosquitos.

Métodos físicos para evitar las picaduras de mosquitos

Una solución muy eficaz para que los bebés duerman y descansen tranquilos es colocar una malla alrededor de su cuna o el moisés, a modo de dosel. De este modo podrá respirar tranquilo sin la presencia molesta de esos insectos.

A esta práctica se puede añadir la de colocar velas aromáticas o inciensos antimosquitos con olor a citronela, que actúa como repelente natural. En el apartado de vestuario, no olvides vestir al bebé con prendas de algodón de colores claros, pues los colores intensos y muy fuertes atraen a los mosquitos. Si no hace demasiado calor, utiliza la ropa como barrera protectora, con pantalones y camisetas de manga larga.

Una tercera opción es similar a la malla, pero en este caso hablamos de una mosquitera. Instala en las ventanas mosquiteras que dejen pasar la luz y aireen las estancias pero no a los insectos.

Repelentes para mosquitos

Todas estas soluciones son compatibles con el uso de repelentes. El más común es el Deet, que no genera ninguna afección a la salud. Para niños mayores de dos meses se promueve su aplicación en concentraciones menores al 30%.

La duración del efecto repelentes de cuatro a cinco horas. Muchos padres optan por concentraciones menores, del 10%. Si la vivienda está protegida con los métodos ya citados, puede resultar igualmente eficaz.

La segunda propuesta es la permetrina, pero en este caso se aplica sobre la ropa y no directamente sobre la piel de los bebés. Los productos con este compuesto no deben superar una concentración del 3%.

La citronela también es eficaz, aunque en menor medida que el Deet. Se puede acudir a ella en formato cremas o gel, además de las velas aromáticas. Otra alternativa es el aceite de limón de eucalipto, pero este no se usa en niños menores de tres años. Finalmente, el aceite de soja en concentraciones al 2% ofrece un alto grado de eficacia, mayor que el de otros repelentes naturales.

Si quieres proteger tu bebé de los mosquitos deberás combinar métodos físicos con repelentes naturales o químicos, pero mucha atención con estos últimos. Comprueba bien su composición y aplica únicamente el producto en las zonas de su cuerpo que quedan expuestas.

Compartir entrada

Ir arriba