Con que edad fomentar la creatividad de los peques

8868a

La creatividad es algo que habita en todos nosotros y se puede estimular, fomentar y entrenar. Para ello, debemos tomar una perspectiva correcta: se trata de una habilidad, y no de un talento innato que se tiene o no se tiene. Si entendemos que se puede desarrollar, buscaremos el modo de ayudar a los más pequeños a que lo hagan.

Los niños están sometidos a múltiples estímulos desde que son recién nacidos, y proporcionarles los adecuados contribuirá a su desarrollo. Cualquiera de ellos nos sorprende con comentarios e ideas de un alcance que no asociamos a su edad, y eso es una muestra de que su mente funciona de un modo diferente. Para aprovechar tal capacidad, hay que usar los estímulos adecuados a su desarrollo.

Desde los 0 meses: los estímulos visuales

Cuando nacen, los bebés no ven nítidamente. Su visión es borrosa y aún no perciben los colores, una capacidad que desarrollarán entre 3 y los 4 meses. Para estimular el sentido de la vista, y también su creatividad, se pueden usar juguetes y juegos muy variados.

Artículos como la hamaca de Innovaciones MS no solo sirven para proporcionarle relax y descanso. También cuentan con un sencillo arco de juegos del que cuelgan figuras que se balancean con el movimiento y tienen colores. Los contrastes junto a los diferentes tamaños, texturas y formas resultan de mucha utilidad.

A partir de los 3 meses: la mantita de actividades

La manta de actividades proporciona una superficie mullida y muy cómoda para el bebé. Está provista con accesorios diversos que cuelgan, son coloridos y, en algunos casos, emiten sonidos. La cercanía a estos pequeños objetos genera un poderoso estímulo en los niños, que se entusiasman aprendiendo y descubriendo.

No son los únicos beneficios de la manta de actividades. Están pensadas para que el niño explore con la vista y con el tacto, y, al moverse, fortalecen los músculos del cuello y de la espalda.

A partir de de los 6 meses: el andador

El andador puede resultar muy divertido, además de tener múltiples beneficios: se ejercitan los músculos de las piernas, promueve el equilibrio y ayuda a superar el miedo a la verticalidad.

Un artículo como este favorece la autonomía, y eso siempre es positivo para la creatividad. Además, cuenta con accesorios coloridos y que emiten sonidos, luego posee estímulos extra.

La mejor forma de estimular la capacidad creativa de los bebés es proporcionarles cariño y cercanía. Procura siempre que el niño se sienta cómodo, relajado y seguro, sin sobreprotección ni estrés. Además de proporcionar una crianza feliz, también se puede hacer uso de artículos útiles para potenciar su creatividad, una capacidad presente en todos los niños.

Compartir entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Ir arriba