Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Conoces la Crisis de los 15 meses

bebe_verano

Los bebés experimentan varias fases de desarrollo durante su proceso de crecimiento. Esto está salpicado a su vez con lo que se conoce como crisis madurativas. Si bien existen varias, las más reseñables son la de los ocho meses, la crisis del año o los 12 meses, la de los quince meses y la que aparece en torno a los dos años, cuando ya pasa de bebé a niño pequeño. Hoy te explicamos en qué consiste la crisis de los 15 meses.

Crisis de los 15 meses o brote de crecimiento

Entre los 15 y los 18 meses de vida los bebés ya andan, aprenden a escalar y se muestran curiosos por descubrir el mundo que les rodea. En esta época ya advierten de la negativa de los padres ante muchos de sus deseos, y esto puede revertir en desarrollo de una actitud crítica y de inconformismo que lleva a la frustración.

Ponerle límite a sus peticiones

Los bebés necesitan límites. Los padres deben saber decir que no y fijar normas en casa para que comprendan qué pueden y qué no pueden hacer. Su comportamiento es similar al de un adolescente, por el despertar de su curiosidad.

Las negativas a sus deseos pueden acabar en rechazo hacia los padres y, cuando las situaciones son más graves, en infringirse violencia física sobre ellos mismos o personas de su entorno.

Aparición masiva de dientes

Si bien las primeras piezas dentales pueden aparecer antes de esa edad, en torno a los 15 meses y desde ahí hasta el segundo año de vida, se forman muchos dientes, incluyendo muelas y colmillos. Esto afecta al sueño y a su estado de ánimo.

La presencia de los dientes también favorece que gane en capacidad comunicativa. Su lenguaje se va ampliando, pero todavía no son claramente entendibles.

Aumento del apetito

Para muchos bebés, los 15 meses de vida y de ahí a los 18, este momento vital es importante poca llega con un estirón, un gran crecimiento en altura. La consecuencia de esto es que su apetito se recupera.

En este sentido, es tarea de los padres educarlos en una nutrición completa y equilibrada. Ya pueden comer prácticamente de todo, lo que invita a hacerles despertar la curiosidad por nuevos sabores y texturas.

La crisis de los 15 meses no es una crisis como tal, sino una etapa más en el proceso de crecimiento. Comprender qué situaciones les suceden a los bebés es esencial para que mejore su desarrollo.

Compartir entrada

Ir arriba