Los 4 mejores tips para poner a dormir a tu bebé

7.31-01-20

Los bebés no adquieren ciclos regulares de sueño hasta los 6 meses, y cuando son recién nacidos se despiertan a la hora o las dos horas. A medida que crecen dormirán menos, pero puede pasar tiempo hasta que adquiera hábitos de sueño comparables a los de niños y adultos.

La transición puede resultar bastante tediosa, por lo que requiere paciencia. Unos consejos útiles te ayudarán en el proceso.

1. Configura un espacio cómodo

Cuanto más cómodo se encuentre, menos posibilidades habrá de que se despierte. Por eso es tan importante elegir bien los colchones de cuna para bebé. Nuestro consejo es que escojas uno con material impermeable en el interior, que se pueda desenfundar para lavar y que tenga un cierre sencillo de velcro.

Además del colchón, tienes otros accesorios como el cojín de bebé reductor 3 en 1 que pueden convertirse en tus aliados. El mercado ofrece artículos que se pueden utilizar de tres formas distintas: como hamaca, como colchón y como cojín maternal. Tendrás todas las posibilidades cubiertas allá donde vayas, porque vienen incluso con bolsa de transporte.

2. No te olvides de la seguridad

Los pediatras recomiendan evitar la postura bocabajo hasta al menos los seis meses de edad. Coloca al bebé bocarriba para reducir las probabilidades de padecer la muerte súbita del lactante. Eso sí, pregunta al médico si el pequeño sufre reflujos que pueden complicarse en esta postura.

Por otra parte, para evitar accidentes lo mejor es equiparse bien. Una barrera para la cuna del bebé es un accesorio imprescindible, más aún si cuenta con un mecanismo sencillo para no andar poniendo y quitando en cada uso. Si luego se puede aprovechar como parque de juegos, mejor.

3. Ve ajustando sus horarios

Es recomendable jugar con el bebé durante el día para evitar que se duerma. Piensa en algunas canciones y dinámicas sencillas que le puedan entretener para saltar algunas siestas que le restarán horas de sueño por la noche.

Cuando sea una hora adecuada para dormir, coloca al bebé en la cama cuando aún esté despierto, pero adormilado. Le servirá para asociar las horas de sueño con el espacio y aprender a dormirse por sí solo.

4. Aguanta unos minutos si se despierta

Sentimos la urgente de necesidad de ir a calmar al bebé cuando le escuchamos llorar, pero es más conveniente esperar unos minutos. Puede que se haya desvelada momentáneamente, y si vas evitarás que se vuelva a dormir. Los vigilabebés con nanas y/o comunicación bidireccional son útiles porque te permiten calmarle desde la distancia.

Si tienes que cambiarle o alimentarle, hazlo con mucho cuidado y sin alterar demasiado el ambiente en cuanto a luz y ruido. De esta forma, será más fácil que se vuelve a dormir.

Son consejos generales y básicos para poner a dormir al bebé, pero cada pequeño es un mundo. Tendrá sus propias necesidades y ritmos, así que tendrás que identificarlos para ir adaptándolos. ¡Ánimo!

Compartir entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Ir arriba